Actividades

La preservación del entorno y de la tranquilidad
de Menorca siempre ha sido una prioridad
para sus habitantes. La naturaleza
está tan preservada que la UNESCO clasificó
la isla como "reserva protegida de la biosfera".

La ausencia relativa de infraestructuras turísticas permite a los visitantes de Menorca Experimental reconciliarse con la naturaleza. Podrán disfrutar de las playas intactas de arena blanca, de las calas rocosas protegidas, de los perfumados bosques de pinos y de kilómetros de senderos donde los megalitos prehistóricos aparecen dispersos por la isla. 

Proponemos una amplia selección de actividades y aventuras: guías para paseos a caballo o de senderismo, así como clases de yoga, de alfarería y de pintura. La playa de cantos aislada está a quince minutos a pie por un camino de piedra natural. Si desean visitar una playa con restaurantes y otras instalaciones, pueden acceder rápidamente a la Playa de San Bou en coche o bicicleta.